¿ES EL PSICÓLOGO UN “MÉDICO DE LA MENTE”?

Un paciente me comentaba que su pareja le había convencido de acudir a la consulta porque si cuando estás resfriado o tienes algún problema físico, vas al médico, igualmente puedes ir al psicólogo si te encuentras mal anímicamente o sientes que “algo falla” en tu día a día. Recuerdo una publicidad de una aseguradora médica que, para anunciar sus servicios de psicología, decía algo así como: “si te duele (una parte del cuerpo, otra…) vas al (especialista médico) pero ¿y si te duele el alma?”. No sé a vosotros, a mi lo que me vino a la mente fue la imagen de alguien confesándose en una iglesia…

Hay muchos mitos sobre nuestra profesión. Puedes encontrarte con dos extremos: quien cree que somos necesarios no sólo para resolver problemas mentales, sino en general para tener una vida más satisfactoria y conocerse mejor a uno mismo, y quien, por el contrario, piensa que cada uno ha de resolverse sus propios asuntos y por ello estamos de más. Los que comparten esta última opinión ni que decir tiene que tienden a pensar que quien va al psicólogo está un poco “loco” o es una persona “débil”.

Existe otro grupo de personas que cree que es mejor ir al psiquiatra por aquello de que es médico, y aún creen que la psicología no es una ciencia sino que se ha quedado en postulados filosóficos y desconocen que las terapias actuales tienen contrastada su eficacia con el método científico. Bajo esta perspectiva, es muy probable que vean al psicólogo como el sacerdote del confesionario que imaginé con la publicidad de la aseguradora.

Bueno, pues la realidad es que no somos médicos, pero tampoco sacerdotes. Al paciente le expliqué la diferencia entre ir al médico y al psicólogo: el primero te va a mandar una medicación que cure tu enfermedad, sin que tú tengas que hacer nada, en cambio el psicólogo te va a orientar, aconsejar, motivar, entrenar, y, sobre todo, ayudarte a conocerte a ti mismo, para que seas tú quien resuelva tus problemas. Es decir: no tenemos “pastillas” que te hagan sentir bien. Ni tampoco decimos a la gente lo que tiene que hacer (otro mito) sino que ayudamos a que cada cual encuentre su propio camino hacia una vida más plena.

Es decir:

– No somos charlatanes, somos científicos.
– No tenemos una bola de cristal, te ayudamos a que seas tú quien encuentre tus respuestas.
– No somos “sanadores” sino más bien motivadores, orientadores y entrenadores (sobre todo si eres psicólogo deportivo…).

Y en cuanto a por qué ir a la consulta de un psicólogo… tantos motivos como personas. Pero que no os detenga pensar que:

– Vais a ser juzgados.
– Se van a creer que estáis locos.
– Os estáis mostrando como personas “débiles”.
– Van a sacar cosas de vuestra mente que preferís sigan ocultas (virgencita que me quede como estoy…).

Porque lo que vais a encontrar es:

– Empatía y aceptación desde el primer momento.
– Descubrir fortalezas en vosotros mismos que estaban ocultas.
– Aprender a utilizar dichas fortalezas.
– Sentirse menos indefenso ante las exigencias y/o adversidades de la vida.

Y, sobre todo:

– Ser capaz de aceptaros a vosotros mismos tal cual sois.

¿Alguna duda más?

Esta entrada fue publicada en Experiencias y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 Respuestas a ¿ES EL PSICÓLOGO UN “MÉDICO DE LA MENTE”?

  1. almudena dijo:

    Muy bien Eva, desmontando la vergüenza de ir al psicólogo. Q levante el dedo el q no ha ido al psicólogo o no ha pensado en un momento de su vida q lo necesitaba. A MI ME AYUDASTE MUCHO EN UN MOMENTO MUY DIFICIL , VERGUENZA? DE Q? VERGUENZA DE OTRAS COSAS.

  2. Ana Belén Vicente Miñarro dijo:

    Debería dejar de ser excepcional habitualizarlo, nuestra mejor arma en esta vida de locura, competitividad y stress, es conocernos y saber gestionar nuestras emociones, vamos, que deberían existir los psicologos de cabecera…buen artículo Eva, me ha encantado.

    • eva dijo:

      Muchas gracias, Ana, me alegro de que te guste. Como dices, por desgracia la vida hoy día es complicada de llevar, porque tan deprisa que a veces nos cuesta parar y observar qué es lo que nos pasa. ¡Gracias por tu comentario! Seguiré escribiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *